‘Burnout’, el síndrome de desgaste profesional – Coparmex Querétaro

‘Burnout’, el síndrome de desgaste profesional

Boletín 105 | Defender a los institutos electorales es una obligación de la ciudadanía: IEEQ
29 julio, 2020
La era digital que llegó para quedarse
31 julio, 2020

‘Burnout’, el síndrome de desgaste profesional

'Burnout' es un síndrome derivado del estrés crónico en el lugar de trabajo. / Foto: Unsplash

 

  • Especialistas coinciden que la crisis del coronavirus incrementó el desgaste profesional o síndrome de burnout.
  • Este síndrome repercute directamente en una baja productividad en el trabajo.

 

Burnout es un anglicismo que puede traducirse como ‘síndrome del trabajador quemado’. una de las señales más comunes es la caída en la productividad y el rendimiento en el trabajo. Hace referencia a todos aquellos colaboradores que experimentan situaciones de estrés continuo en el ambiente laboral y que ahora también se podría extender al hogar. Existe una gran desmotivación por el trabajo y los incapacita tanto laboral como socialmente.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el burnout es un síndrome derivado del estrés crónico en el lugar de trabajo. En 2019 lo incluyó en el listado de padecimientos laborales (Clasificación Internacional de Enfermedades) y a partir del 2022 será considerado así en todos los países miembros del organismo.

Según la OMS, la depresión y la ansiedad provocan una pérdida anual de 1 billón de dólares en productividad a nivel global.

En el período actual del aislamiento social preventivo y obligatorio es cuando los problemas se agudizan: el home office para algunos, la soledad para otros, los jefes y su adaptación al no contar con los empleados bajo el mismo techo, los hijos en casa, las tareas escolares, la comida, el uso del tapabocas, el miedo a contraer la enfermedad y el encierro, sólo por nombrar algunos factores, se transforman en un cóctel ideal para el burnout.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), México es una de las naciones miembro que más fatiga por estrés laboral padecía antes del SARS-CoV-2. Al menos 75% de las personas trabajadoras lo sufría, superando a quienes laboran en China (73%) o Estados Unidos (59%).

Al estrés asimilado como ‘normal’ por situaciones de trabajo, se sumó el peligro de la pandemia, la preocupación por cuidar a los seres queridos, mantener el aislamiento, el bombardeo de información y la crisis económica; entre otros.

De acuerdo con la COVIDiSTRESS Global Survey -firma especializada en encuestas sobre comportamiento, actitudes y experiencias humanas-, la población en México está cerca de los niveles altos de estrés. 

A esto, se ha sumado otro problema, el incremento de la violencia intrafamiliar. El estudio mencionado, que compara 56 países, “demuestra que ser mujer es un factor definitivamente de mayor estrés” en este país, indicó Carlos Contreras-Ibañez, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). La violencia o el abuso en el hogar son los principales motivos de angustia de las mujeres, agregó a América Economía el psicólogo social, quien colaboró en el proyecto.

Por otra parte, quienes señalaron estar sintiendo mayor estrés, son los jóvenes. “A algunos se les ha multiplicado la carga de trabajo porque tienen que cuidar a sus hermanos o trabajar, pues sus papás se han quedado sin empleo. Otros están preocupados porque los desempleados son ellos”.   

 

¿Tienes alguno de estos padecimientos? Puedes estar sufriendo del síndrome de ‘burnout’. / Foto: Unsplash

En temas de salud física, la gastritis crónica que padece gran parte de la población, se sumaron dolores diarios de cabeza e insomnio. Cada persona somatiza de manera diferente el estrés, dice en entrevista Hosanna Rodríguez Morales, presidenta de la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (Fenastac) en México. “Algunas lo hacen a nivel gastrointestinal, otras en la piel. Dependerá de la personalidad del trabajador”, agregó. 

Para Hosanna Rodríguez no hay duda de que el home office se tendrá que regular. “Y como vemos la curva de contagios, esto va a durar mucho tiempo o será permanente para algunos tipos de trabajo. Sobre todo, para los directivos”, finalizó.

Algunas señales del burnout son:

  • Agotamiento intenso, con una sensación enorme de falta de energía. Está directamente relacionado con la sobrecarga de trabajo o por realizar las funciones incorrectas. El empleado termina con la sensación de no poseer las habilidades necesarias para desarrollarse profesionalmente. A esa carga podemos sumar todas las actuales que ya fueron enumeradas anteriormente y que potencian el síndrome.

  • Desapego por el trabajo y todo lo relacionado con el mismo. Esto puede acarrear problemas de comportamiento e insensibilidad.

  • Baja o nula autoeficacia y sensación de ausencia de realización personal.

  • Pérdida de control. La sensación de falta de satisfacción personal es otro de los aspectos clave. Suele asociarse a la problemática de intentar controlar todo el trabajo que debe realizarse. Puede ser el resultado de un intento de asumir más responsabilidad de la que se debería tener en el puesto.

  • Falta de reconocimiento. Los estudios globales reflejan que, de los trabajadores que renuncian a sus empleos, casi el 80% lo hacen por la falta de reconocimiento. De hecho, el 60% refleja que se siente más motivado por el reconocimiento que por la retribución económica.

Otro aspecto muy importante que favorece o no el desarrollo del síndrome del trabajador quemado es si la persona prospera en la comunidad o es solitaria. En comunidad se comparten los elogios, el consuelo, la felicidad y el humor. Sin embargo, el trabajador independiente suele sentirse solo y es más propenso a conflictos con los compañeros y la creación de un mal ambiente laboral. 

Si el colaborador siente que es tratado injustamente, las probabilidades de padecer el síndrome del trabajador quemado aumentan. La percepción de prejuicios, el favoritismo e, incluso, el maltrato directo por parte de algún compañero. La no confianza en los colegas, el gerente o el líder, genera una disociación psicológica con ellos.

Siempre que el colaborador considere su trabajo importante y que lo realiza correctamente, se mantendrá alejado del síndrome de agotamiento. Como empleador o gerente de un negocio, es importante que revises la tabla de desempeño de cada colaborador y monitorear no sólo su cumplimiento laboral, sino su estado de salud física y emocional para evitar este síndrome.

Con información de: