#SeñalCoparmex | México: protagonismo internacional irrenunciable

Nuestra Comisión Agropecuaria impulsará la producción cunícula
5 julio, 2019
Señales equivocadas
16 julio, 2019

#SeñalCoparmex | México: protagonismo internacional irrenunciable

I.- Introducción

En un entorno global incierto y cambiante, la política exterior del Gobierno de México debe jugar un rol prioritario para impulsar el intercambio de mercancías y servicios en mercados tradicionales y emergentes, profundizar en la relación con aliados estratégicos y desarrollar el liderazgo internacional del País en la agenda global.

Para ello es crítico que México preserve e incremente su presencia y liderazgo en organismos, foros y mecanismos internacionales a fin de impulsar un papel de creciente relevancia en la toma de decisiones globales.

Actualmente nuestro país cuenta con diversos espacios de influencia y colaboración internacionales que se han obtenido a lo largo de décadas de trabajo y de construcción institucional.

En COPARMEX vemos con preocupación, que debido a una falta de priorización y valorización de la agenda internacional, se pierda o se margine la representación en los más relevantes espacios de colaboración internacional. Es por ello que hacemos un llamado a no diluir el liderazgo emergente de México en el mundo.

El abandono de espacios internacionales limita la posibilidad de posicionar e impulsar una agenda de crecimiento, que considere a la inversión internacional y al intercambio de mercancías, servicios y capitales como un motor clave del desarrollo.

II.- México como actor global

México es un país relevante en el plano internacional. Tiene el catorceavo Producto Interno Bruto (PIB) del mundo, es el décimo país con mayor población y es el sexto país más visitado del mundo.

El País es uno de los más conectados comercialmente que deriva de 12 tratados de libre comercio con 46 países. Además, cuenta con 32Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRI´s) con 33 países.

México ha ganado espacio de participación activa y estratégica en organismos y foros multilaterales y regionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), entre otras.

Así, en temas relacionados al comercio, derechos humanos, turismo, cambio climático, energía y migración, nuestro país participa activa y constantemente.

Tan solo en la ONU, las participaciones de la delegación mexicana ocupan el décimo lugar entre los países miembros.

III. Propuesta

Para mantener el papel de México en el mundo y su relevancia, es necesario continuar participando como un actor global clave. Ello solo se logrará mediante el diálogo político internacional que permita ampliar en diversidad, calidad y profundidad las alianzas.

El diálogo constante con representantes de países estratégicos permite el intercambio, la cooperación y el desarrollo entre las naciones.

En el ámbito comercial es fundamental preservarla participación de México en la Organización Mundial de Comercio (WTO), la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), el Centro de Comercio Internacional (ITC) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), entre otros.

La participación en estas organizaciones es crítica pues facilita el acceso a mercados. Tan solo considerando las organizaciones comerciales a las que México pertenece actualmente, existen mil millones de consumidores que producen el 70% del PIB mundial.

Solidificar la presencia en los organismos multilaterales implica diversificar aliados comerciales, algo extremadamente necesario ante los recientes desafíos arancelarios con Estados Unidos.

En el área de las políticas públicas y desarrollo debe mantenerse una participación relevante en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Foro Económico Mundial (WEF)el mecanismo del G20, así como en organismos financieros internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (WB) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ampliar el rol que México juega en estos organismos ayudaría a potenciar nuestro desarrollo económico pues estos entes apoyan conel diseño de políticas públicas innovadoras y el financiamiento del desarrollo. Ello nos permite aprovechar las experiencias y conocimientos de otros países para resolver eficientemente nuestros retos.

Más aún, la pertenencia a organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos ha permitido contar con financiamiento internacional competitivo en caso de emergencia. Actualmente el 15% de la deuda pública externa del país es con organismos financieros internacionales, y el 75% restante es con entidades de diversos países.

En materia de promoción internacional, participar en foros y mecanismos internacionales puede ayudar a promocionar a México como un lugar viable y apto para invertir. Las labores de promoción focalizada de inversiones y cierre de negocios son fundamentales para aprovechar la capacidad exportadora del país.

Además, la participación en eventos, ferias y foros internacionales para la expansión del comercio y la inversión, debe mantenerse y ampliarse si se busca una mayor diversificación de las exportaciones mexicanas.

Solo mediante una presencia internacional sólida, México puede convertirse en un agente de comunicación estratégica. Un país que comunique países industrializados con economías emergentes a fin de difundir nuestros valores al exterior.

IV.- Conclusión

Fortalecer las relaciones internacionales y la participación de México en organismos regionales y subregionales es un medio necesario, no solo para promover la unidad en torno a valores y principios compartidos con nuestros países aliados, sino para avanzar en una agenda de exportación, inversión y crecimiento.

Desde Coparmex apoyamos las medidas de austeridad del Gobierno Federal, pero las mismas, no deben erosionar la amplitud y calidad de la representación de los intereses de México en la comunidad global.

Las agencias gubernamentales del País deben tener una vinculación constante y de primer nivel, con apoyos técnicos calificados, con sus contrapartes internacionales.

Las relaciones internacionales y la preservación de estructuras oficiales que las desarrollen, deben ser valoradas no como un gasto, sino como un catalizador del desarrollo.