Mauricio Sánchez Botello: “Trabajo, paciencia y pasión, las claves del éxito”

Posición institucional de Coparmex con motivo de la conclusión de la denominada “Consulta Nacional sobre el Aeropuerto Internacional de México”
octubre 29, 2018
La mejora regulatoria evita la corrupción e impulsa la competitividad y las inversiones.
octubre 30, 2018

Mauricio Sánchez Botello: “Trabajo, paciencia y pasión, las claves del éxito”

Lenin Robledo

 

Para Mauricio Sánchez Botello, vicepresidente de Coparmex Querétaro no existen fórmulas mágicas para lograr el éxito en cualquier ámbito de la vida. El buen desempeño en el trabajo, la paciencia y la pasión son elementos primordiales para alcanzar el éxito empresarial, aunque reconoce que el camino no es sencillo.

Mauricio Sánchez nació en la Ciudad de México, aunque radica en Querétaro desde los 6 años. Es egresado de la licenciatura en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Querétaro. Actualmente ocupa el cargo de director comercial en Productos Pennsylvania, una empresa líder en su ramo, dedicada a la fabricación de selladores para la construcción y la industria.

La historia.

Productos Pennsylvania es una empresa familiar que fundó don Juan Sánchez Renero en 1949. Originalmente su actividad principal consistía en la fabricación de mastique, una masilla que servía para fijar los vidrios de las ventanas de los hogares mexicanos en esa época. Fue a principios de la década de los 80, que don Juan decide vender la empresa, la cual fue vendida a plazos a don José Antonio Sánchez Botello, padre de Mauricio.

A partir de ahí, la empresa comienza una gran transformación debido a que el mastique comenzaba a disminuir su demanda, por lo que tuvieron que adaptarse a las nuevas exigencias del mercado y comenzar a crear nuevos productos y a buscar nuevas tecnologías.

Es así que comienzan a elaborar selladores, silicones, empaques, cintas industriales, entre otros productos, teniendo como principal mercado los distribuidores de aluminio y vidrio, los negocios ferreteros, la industria de la construcción y las tiendas especializadas en venta de artículos para el hogar y la construcción.

En 1986 deciden mudar su planta a la ciudad de Querétaro. Actualmente cuentan con oficinas en la ciudad de Querétaro, Monterrey y Guadalajara.

A un año de cumplir 70 años de existencia, Productos Pennsylvania exporta sus productos a Centroamérica y este año año comenzaron un proyecto de expansión en Estados Unidos y Canadá.

Su visión empresarial.

Desde muy pequeño, Mauricio Sánchez tuvo claro que quería dedicarse al mundo de los negocios, en gran medida, gracias a la influencia de su padre, quien es director general de la empresa. En su época de universitario pudo incorporarse a la fuerza laboral de la empresa de su padre, en donde conoció diversas áreas, como contabilidad, compras y almacén, hasta que se abrió una oportunidad en el área comercial, actividad que ejerce en la actualidad.

Para él, ser parte de Productos Pennsylvania es algo que lo llena de satisfacción.

“Es de mucha satisfacción el poder trabajar en esta empresa. Desde chico vi el ejemplo de mi padre, quien con su ejemplo me inculcó la pasión por su trabajo”, comparte.

Considera que parte del encanto del mundo de los negocios es el dinamismo que se vive a diario, ya que todos los días se enfrenta a nuevos retos. Es así que han logrado sobreponerse a entornos económicos complicados que han afectado a nuestro país en los últimos 70 años.

“Cuando hay pasión, el negocio puede prosperar porque nos gusta lo que hacemos”, afirma.

Ser Coparmex

Mauricio Sánchez Botello es parte de Coparmex desde hace 5 años, un organismo al que considera muy importante en la vida del país y del estado, puesto que su voz marca tendencia en las decisiones gubernamentales.

“Valoro que exista un organismo unido, que haga un frente común y que busque mejores condiciones para la sociedad en general. Estoy encantado de participar en la gestión de la presidenta Lorena Jiménez”.

Aplaude que cada vez haya más empresas preocupadas y ocupadas por su responsabilidad social, en donde el cuidado y desarrollo de los colaboradores ocupa un lugar primordial en las políticas empresariales.

“Quien hace a las empresas son las personas, por lo que hay que trabajar con el entorno, que la gente se sienta contenta, que estén sanos, que tengan oportunidades de desarrollo y que le encuentren sentido a sus funciones “, manifestó el vicepresidente.

Finalmente, reconoce su pasión por Querétaro y por México, un país al que considera lleno de oportunidades.